Loámoste !oh Dios!

Título en Inglés: We praise thee, o God

Letra: William Paton Mackay

Música: John J. Husband

 

William Paton Mackay nació el 13 de Mayo de 1839 en Montrose, Edinburgo, Escocia. Paton cuenta acerca de su niñez: “Mi amada madre era una mujer piadosa, santa, que muy a menudo me hablaba del Salvador, y muchas veces la vi orando de rodillas por la salvación de mi alma. Pero nada logró causar una impresión profunda en mi. A medida que crecía, me hacía más rebelde…”

 

A los 17 años, dejó su casa paterna para estudiar. Su madre, preocupada por su vida espiritual le regaló una Biblia y en la primer hoja escribió el nombre de su hijo, el de ella y un versículo.

 

Mackay estudió medicina en la universidad de Escocia. Un día, en medio de una borrachera, vendió la Biblia que su madre le había regalado para comprar más licor.

 

Luego de graduarse llegó a ser un médico exitoso y trabajó en el hospital más grande de Edinburgo. Fue entonces cuando un incidente que cambió su vida para siempre.

 

“Un día trajeron al hospital a un hombre gravemente herido. Su caso parecía sin esperanza, y él parecía darse cuenta de ello puesto que estaba completamente consciente y me preguntó cuánto tiempo le quedaba de vida. Le dí mi opinión de la manera más prudente que pude.

¿‘Tiene algún familiar a quien podamos notificar’? Pregunté.

El paciente negó con su cabeza. Solo tenía un deseo y era ver a la señora que le había arrendado una propiedad porque le debía una pequeña suma de dinero y también deseaba despedirse de ella. También solicitó que dicha señora le enviara ‘El Libro…’

Yo iba a verlo regularmente al menos una vez al día. Lo que más me impactaba era la expresión constante en su rostro de calma, casi de felicidad… Luego de la muerte del hombre, había que resolver algunos asuntos con relación a él y se requería que estuviese presente.

‘¿Qué hacemos con esto?’ preguntó la enfermera mientras sostenía un libro en su mano.

‘¿De qué libro se trata?’ pregunté.

‘Es la Biblia del pobre hombre… la leyó mientras le fue posible, y cuando ya no pudo, la guardaba bajo la cubierta de su cama.’

Al tomar la Biblia en mis manos no podía creer lo que veían mis ojos. ¡Era mi propia Biblia! La Biblia que mi madre me había regalado cuando me fui de la casa de mis padres, y que luego, cuando estaba corto de dinero, vendí por una pequeña suma. Todavía tenía mi nombre en ella, escrito por la mano de mi madre…

Observé el precioso libro con un profundo sentido de vergüenza. Le había dado comodidad y esperanza al desafortunado hombre en sus últimas horas. Para él había sido una guía hacia la vida eterna, y le había permitido morir en paz y alegría. Y este libro, el último regalo que me dio mi madre, lo había vendido por un precio ridículo…

Sobra decir que recuperar mi biblia fue el motivo de mi conversión.

 

Mackay fue ordenado en la Iglesia Presbiteriana y en 1868 fue nombrado ministro de una iglesia, mismo año en que se casó con Mary Loughton. Escribió varios himnos, entre ellos «En la célica morada», un himno con aire melancólico que habla del deseo de llegar a nuestra morada celestial, de ellos Loámoste, Oh Dios, en 1863.

 

Falleció en un accidente el 22 de Agosto de 1885 en Portree, Escocia.

 

La letra de Loámoste oh Dios en inglés con su traducción literal al español

We praise Thee, O God!
For the Son of Thy love,
For Jesus who died,
And is now gone above.

Refrain

Hallelujah! Thine the glory.
Hallelujah! Amen.
Hallelujah! Thine the glory.
Revive us again.

We praise Thee, O God!
For Thy Spirit of light,
Who hath shown us our Savior,
And scattered our night.

All glory and praise
To the Lamb that was slain,
Who hath borne all our sins,
And hath cleansed every stain.

Revive us again;
Fill each heart with Thy love;
May each soul be rekindled
With fire from above.

¡Te alabamos, Oh Dios!
Por el Hijo de tu amor,
Por Jesús quien murió,
Y ahora está en las alturas.

Coro

¡Aleluya! Tuya es la gloria.
¡Aleluya! Amén.
¡Aleluya! Tuya es la gloria.
Reavívanos de nuevo.

Te alabamos, oh Dios!
Por tu Espíritu de luz,
Que nos a mostrado al Salvador,
Y ha dispersado nuestra noche.

Toda gloria y alabanza
Al cordero que fue inmolado,
Que ha cargado todos nuestros pecados,
Y ha limpiado toda mancha.

Reavívanos de nuevo;
Llena cada corazón de tu amor;
Que cada alma sea ravivada
Con fuego de lo alto.

 

Letra del himno Loámoste oh Dios en español en la traducción de H. W. Cragin

 

Loámoste, ¡oh Dios!,

con alegre canción,

porque en Cristo tu Hijo nos diste perdón.

 

Coro

¡Aleluya! Te alabamos.

¡Cuán grande es tu amor!

¡Aleluya! Te adoramos, bendito Señor.

 

A ti, oh Señor,

que tu trono de luz

has dejado por darnos perdón en la cruz,

 

Te damos loor,

santo Consolador,

que nos llenas de gozo y santo valor.

 

A la Trinidad,

entonemos canción,

que es la fuente infinita de gracia y perdón.

 

Partitura del himno Loámoste oh Dios para coro:

A continuación los audios de Loámoste oh Dios para coro.

Loámoste, Oh Dios – Soprano

Loámoste, Oh Dios – Alto

Loámoste, Oh Dios – Tenor

Loámoste, Oh Dios – Bajo

A continuación dejo un vídeo con la historia de los himnos Loámoste oh Dios y En la Célica Morada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba