Himno de Oxirrinco y Phos Hilaron

Se sabe que los primeros cristianos entonaban himnos. Podemos suponer casi con total certeza que estos cánticos inicialmente debían ser los mismos que entonaban los judíos. De hecho, los primeros cristianos no imaginaron que terminarían siendo una religión aparte del judaísmo.
Sin embargo, y para la frustración de muchos (incluyéndome), los judíos no desarrollaron un sistema de notación musical como el que utilizamos en la actualidad (el cual es relativamente nuevo). Desarrollaron el te’amim que se interpreta de acuerdo a dos escuelas de pensamiento. La primera dice que era un sistema de símbolos que indicaba ciertos acentos que eran asociados con melodías tradicionales para deciro cantar los textos sagrados. La otra escuela dice que de hecho estos símbolos representan tonos específicos que indicaban la melodía con la que se cantaban los Salmos de David, pero que la metodología para descifrar este sistema se perdió en la antigüedad.
En la actualidad, hay quienes han intentado descifrarlo que llaman el Código Davídico ó Cifrado Davídico(davidic scipher) para hallar la melodía de los Salmos, pero este método generalmente es considerado como inexacto y viciado.
La melodía de los cánticos entonados por Moisés, María y Aarón al cruzar el mar rojo, las alabanzas de la inauguración del templo de Salomón, los cánticos de los Levitas, los salmos entonados por el Rey David se transmitían de forma oral, con las variaciones que de forma inevitable debieron ocurrir con el pasar de los siglos. Cuando el pueblo Judío fue dispersado, y muy especialmente con la destrucción del Jerusalén en el año 70 d.c. (Josefo, Las guerras de los Judíos VI / Peter Schäfer, The history of the jews in the Greco-Roman World: The Jews of Palestine from Alexander The Great to the Arab Conquest) los levitas y el pueblo judío en general se esparcieron y las melodías de sus cánticos se perdieron en el olvido.
Algunos de los primeros himnos propios que probablemente fueron entonados por los cristianos se encuentran también en el nuevo testamento.
El Benedictus “Bendito sea el Dios de Israel” pronunciado por Zacarías en Lucas 1 68-79
Nunc Dimitis “Ahora despides, Señor a tu siervo, en paz”pronunciado por Simeón en Lucas 2:29-32
MagnificatEngrandece mi alma al Señorpor María en Lucas 1:46-55
Gloria in excelsis Gloria a Dios en las alturaspor la hueste angelical Lucas 2:14
También podemos suponer que muchos otros textos del nuevo testamento, incluyendo algunos del Apocalipsis fueron cantados por los Cristianos.
Ireneo, padre de la iglesia en el segundo siglo y obispo de Lyons, al hablar del pentecostés, dice que en esa ocasión se entonó un himno. (Contra Haereses, III, xvii, 2; Migne (PG), VII, 929-930), y es probable que la composición e improvisación de himnos haya sido muy común entre los cristianos bajo la influencia del Espíritu Santo.
En las Constituciones Apostólicas (siglo IV o V) aparece una serie de himnos. Φῶς ἱλαρόν (Phos Hilaron) es el himno más antiguo que se usa en la actualidad. Significa algo así como Luz de Gozo, y se todavía se usa en la iglesia ortodoxa. Es el primer himno completo conocido.
Oh luz maravillosa de la santa gloria del Padre Inmortal,
el Celestial, el Santo, el Bendito, Oh Jesús Cristo,
Al llegar la puesta del sol, habiendo visto la luz vespertina
alabamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo: Dios.
Digno es que en todas las veces Te alabemos con voces alegres,
Oh Hijo de Dios, Dador de la Vida, por lo cual el mundo Te glorifica.

Existe un himno cristiano más antiguo pero del cual solo se conoce un fragmento. Este se conoce como el himno de Oxirrinco o P. Oxy. XV 1786. Es el himno más antiguo del que se tenga un manuscrito con notación musical. Se descubrió en un papiro en Egipto en 1918 en la ciudad de Oxirrinco y se publicó en 1918 (Grenfell and Hunt 1922, 21–25). Se estima que se escribió a finales del siglo III (Pöhlmann and West 2001, 192). Es el único fragmento de música cristiana con notación de los primeros 400 años del cristianismo (Smith 2011, 28; Lang 1941, 23).
[?πρ]υτανηω σιγατω μηδ᾽ αστρα φαεσφορα λ[ειπ]ε
[σ]θον[.].λει[…]ρ[…]ποταμων ροθιων πασαι υμνουν των δ᾽ ημων
[π]ατερα Χ᾽ υιον Χ᾽ αγιον πνευμα πασαι δυναμεις επιφοωνουντον αμην αμην κρατος αινος
[…]δ[ωτ]η[ρι] μονω παντων αγαθον αμην αμην
…juntos todos los eminentes de Dios…
noche] ni el día (?) guarden silencio. Que las estrellas luminosas no […].
…[Que los vientos, y las fuentes] de todos los ríos [cesen] mientras cantamos al
Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, que toda potestad responda “amen, amen, Fortaleza, alabanza,
[y gloria para siempre a Dios], el único dador de todas las cosas buenas. Amén, amén.
Este himno consta de secciones habladas, seguido por secciones cantadas.

 

 

Phos Hilaron y lo que podría ser una antigua doxología, himnos que hablan de la luz de Cristo Jesús y llaman a la solemnidad y el silencio reverente a la hora de adorar a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba