Suenen dulces himnos

Título en inglésRing the bells of heaven
LetraWilliam Orcutt Cushing
MúsicaGeorge F. Root
Versión en españolJuan Bautista Cabrera
Texto bíblicoJudas 1:25
Himnario
Adventista
Bautista
Metodista
Pentecostal
Presbiteriano
# Título
008 Suenen dulces himnos
086 Suenen dulces himnos
294 Suenen dulces himnos
207 Suenen dulces himnos
112 Suenen dulces himnos

William Orcutt nació en Hingham, Massachusetts el 31 de diciembre de 1823. Sus padres eran unitarios y lo criaron de acuerdo a sus ideales. Luego William se inclinó por el pensamiento ortodoxo. A los dieciocho años decidió estudiar para dedicarse al ministerio, pues sintió que era un llamado especial de Dios. Durante su servicio como ministro contrajo matrimonio con Hena Proper el 4 de febrero de 1854. Luedo de varios años de enfermedad, su esposa falleció el 13 de julio de 1870. Poco después de la muerte de su esposa William sufrió de parálisis progresiva, lo que lo obligó a retirarse del ministerio.

Al verse incapacitado para el servicio pastoral, William oró a Dios “Señor, aún dame algo que hacer para ti”. Luego de esta oración pudo escribir varios himnos que llegaron a ser ampliamente conocidos. Se dice que William era un hombre amable, y en cierta ocasión al ver a una niña ciega decidió donarle los ahorros de toda su vida que sumaban aproximadamente mil dólares, lo cual en su época suponía una suma considerable de dinero.

Sobre el nacimiento de este himno, William cuenta que George F. Root le envió una melodía hermosa titulada “little octoroon” para que la utilizara el algún himno.

Luego de recibirla, la melodía sonó en mi cabeza todo el día, resonando y fluyendo en su dulce cadencia musical. Deseaba vehementemente poder asegurar la melodía para el trabajo de la escuela dominical y para otros propósitos cristianos. Al escuchar las campanas del cielo resonar sobre algún pecador que había regresado, parecía que sería un día hermoso en el cielo. Luego las palabras ‘suenen las campanas en el cielo’ fluyeron sobre la melodía que las había estado aguardando. Fue una experiencia hermosa y bendecida, y parece que las campanas aún siguen sonando.

La traducción al español la hizo Juan Bautista Cabrera. Es normal que cuando se “traduce” un himno de un idioma a otro, las palabras y frases cambien, pero casi siempre la idea central de cada estrofa se mantiene. Sin embargo en el caso de este himno el tema en inglés es bastante distinto al tema en español, y es evidente que J. B. Cabrera hizo su propio himno, timando prestado el coro y la melodía del original en inglés.

Letra de Suene Dulces Himnos

¡Suenen dulces himnos gratos al Señor
y óiganse en concierto universal!
Desde el alto cielo baja el Salvador
para beneficio del mortal.
 
Coro:
¡Gloria!, ¡gloria sea a nuestro Dios!
¡Gloria!, sí, cantemos a una voz.
Y el cantar de gloria que se oyó en Belén,
sea nuestro cántico también.
 
Montes y collados fluyan leche y miel,
y abundancia esparzan y solaz.
Gócense los pueblos, gócese Israel,
que a la tierra viene ya la paz.
 
Salte, de alegría lleno el corazón,
la abatida y pobre humanidad;
Dios se compadece viendo su aflicción
y le muestra buena voluntad.
 
Lata en nuestros pechos noble gratitud
hacia quien nos brinda redención;
y a Jesús el Cristo, que nos da salud,
tributemos nuestra adoración.

Letra de Suenen dulces himnos en inglés y su traducción al español

Ring the bells of heaven! There is joy today,
For a soul, returning from the wild!
See the Father meets him out upon the way,
Welcoming His weary, wand’ring child.
¡Suenen las campanas del cielo! Hoy hay gozo,
Pues un alma, regresa de lo salvaje!
Observen al Padre salir al encuentro,
Dando la bienvenida a su débil, extraviado hijo.
Chorus:
Glory! Glory! How the angels sing;
Glory! Glory! How the loud harps ring!
‘Tis the ransomed army, like a mighty sea,
Pealing forth the anthem of the free.
Coro
¡Gloria! ¡Gloria! Cantan los ángeles
¡Gloria! ¡Gloria! Resuenan las arpas
Es el ejército de redimidos, que como un mar poderoso
hacen resonar el himno de los libres.
Ring the bells of heaven! There is joy today,
For the wand’rer now is reconciled;
Yes, a soul is rescued from his sinful way!
And is born anew a ransomed child.
¡Suenen las campanas del cielo! Hoy hay gozo,
porque el extraviado ahora se ha reconciliado;
¡Sí, un alma es rescatada de su camino pecaminoso!
Y es nacida de nuevo como un hijo redimido.
Ring the bells of heaven! Spread the feast today!
Angels, swell the glad triumphant strain!
Tell the joyful tidings, bear it far away!
For a precious soul is born again.
¡Suenen las campanas del cielo! ¡Difundan hoy el festín!
Ángeles, toquen el hermoso acorde triunfal!
¡Cuenten las buenas nuevas, llévenlas muy lejos!
Porque una preciosa alma ha nacido de nuevo.

Como se puede apreciar, este himno en inglés trata de la alegría en el cielo cuando un pecador se arrepiente. En la Biblia no se menciona directamente que haya campanas en el cielo. Esta es una figura metafórica que se ha vuelto parte de la cultura cristiana y se ve claramente representada en varios himnos, incluyendo este. Sin embargo si se ve a Cristo como sumo sacerdote y se asume que tenga sus vestiduras sacerdotales, la ropa del sumo sacerdote tenía campanas.

Partitura del himno Suenen dulce himnos para coro

Esta partitura también puede ser usada para cuartetos mixtos, instrumentos de cuerda y de viento.

 

Referencias bibliográficas

Jacob Henry Hall (1914) Biography of Gospel Song and Hymn writers. New York: Fleming H. Revell Company. Págs. 51-53

John Julian (1892) A Dictionary of Hymnology (Vol. 1) Nueva York: Dover Publications pág. 274

Ira D. Sankey (1906) My life and the history of the gospel hymns Philadelphia: The Sunday School Times Company págs. 260, 261

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba